segurodevidahipoteca.es

La hipoteca disminuye. ¿Tu seguro de vida también?

¿Quieres ahorrar mucho dinero en tu hipoteca?

Averigua cuánto dinero te puedes ahorrar sacando el seguro de vida que tienes con el banco.

Destinamos una gran parte de nuestro sueldo a pagar la hipoteca, así que debemos mirar con lupa cada euro que gastamos. Los pequeños ahorros de cada día marcan la diferencia entre llegar a fin de mes o quedarnos en números rojos. Por eso cabría pensar que a menos hipoteca, menos seguro. ¿Si la hipoteca disminuye, tu seguro de vida también?

Los seguros sirven para trasladar la responsabilidad patrimonial propia a una entidad aseguradora que se hará cargo de pagar nuestras deudas o, en caso de un seguro hipotecario, de liquidar el préstamo que tenemos y pagar la vivienda a ese banco tan amable que nos ha adelantado el dinero…

No es problema del banco si fallecemos o tenemos una enfermedad o invalidez que nos impida hacer frente a los pagos mensuales por el préstamo hipotecario. La entidad quiere, legítimamente, cobrar el dinero que nos ha dejado.

Los bancos no buscan quitarte tu casa si no pagas. Su negocio no es inmobiliario, ellos solo quieren cobrar la deuda, para lo cual suelen exigir que todo cliente que recibe un dinero para comprar su vivienda se haga un seguro de vida destinado a devolverles la hipoteca si fallecen antes de haber pagado su deuda.

Tienes derecho a elegir

Vaya por delante que los bancos no pueden obligar a nadie a hacerse un seguro de vida hipotecario, pero sí condicionar el préstamo a la contratación de una póliza que les garantice que cobrarán su deuda. Pero lo que de ninguna manera pueden hacer, según la Directiva 2014/17/UE del Parlamento Europeo de 4 de febrero de 2014, es exigir que el seguro se contrate con el banco. El cliente puede hacerlo con quien más le convenga.

Nadie ni nada te obliga a contratar un seguro de vida. Es voluntario. Pero deberías tenerlo, salvo que estés solo en el planeta Tierra. Y ni así. Los seguros de vida no solo permiten evitar las deudas a tus herederos, sino también mantenerte a ti en caso de enfermedad o invalidez.

Hay muchos tipos. Los seguros de vida, como los trajes, se pueden hacer a medida, solo tienes que saber qué riesgos quieres cubrir de acuerdo con tus necesidades, tus ingresos, tu familia, tus deudas… y hablar con un asesor, un corredor de seguros experto, como nosotros, que no trabaje para una aseguradora concreta, sino para ti, para que busque qué es lo que más te conviene y te oriente en la elección entre los muchos productos y las muchas compañías de seguros que hay en el mercado.

Tipos de seguros hipotecarios

Existen muchos tipos de seguros hipotecarios que suelen volver locos a los clientes en el momento de firmar una hipoteca. Los hay simples, que cubren el importe del préstamo y ya está, y los hay complejos, que protegen el inmueble, los muebles, las personas, su ahorro, otros pagos y préstamos, etc.

Lo importante de los seguros hipotecarios es saber que:

  • Incrementan las cuotas mensuales de devolución de la hipoteca. Aunque no será en exceso, entre 10 y 30 € al mes, aproximadamente.
  • Son seguros a largo plazo. Duran los muchos años que dura una hipoteca. Pero es lógico. En realidad deberían durar toda la vida. La muerte o la invalidez siempre ocasionan un gran impacto económico en la familia.
  • Pueden suscribirlos una o dos personas. Si la hipoteca está a nombre de dos miembros de la unidad familiar, los dos deberían hacerse un seguro de vida hipoteca.
  • Nos permiten vivir tranquilos. No nos gusta hablar de este tema, nos parece un gasto innecesario pagar un seguro de vida ¡porque nosotros no nos vamos a morir nunca! Pero la realidad se va a encargar de demostrarnos lo contrario. Tanto si conduces habitualmente como si vas a todas partes andando, tienes riesgo de sufrir un accidente; si te levantas cada mañana para hacer cualquier cosa que hagas cada día, puedes tener una incapacidad; si eres humano, tienes riesgo de morir o de contraer una enfermedad grave.

Seguros de vida riesgo

Este tipo de seguro permite la contratación por una cantidad determinada. Si solicitamos un préstamo hipotecario de, pongamos por caso, 200.000 € que vamos a pagar en 20 años, en caso de fallecimiento la aseguradora indemnizará por ese importe a nuestro banco o a nuestros herederos, tanto si es el primer año como si es el último, cuando apenas debamos casi nada.

En este tipo de seguro la prima que pagamos va subiendo con la edad, porque todos los seguros de vida suben conforme cumplimos años: esto es así porque el riesgo de morir aumenta, claro. Por lo tanto, puede salirnos más caro.

Sin embargo, pagaremos con más alegría, digamos, porque en caso de desgracia nuestra deuda quedará liquidada y, además, las personas que nos importan tendrán un dinero extra para seguir viviendo, estudiando…

Seguro de vida hipoteca decreciente

Este tipo de seguro permite que la cantidad contratada para devolver la hipoteca se reduzca con el tiempo; es decir, el primer año deberemos 200.000 € y pagaremos una prima correspondiente por el seguro de vida hipoteca, pero en el décimo año puede que «solo» debamos 95.000 € y que en vez de pagar más, puesto que tendremos más años, paguemos menos: la cantidad acorde con nuestra deuda restante. Eso sí, en caso de que ocurra algo, la aseguradora indemnizará por menor cantidad.

Este seguro es el que se contrata habitualmente al hacer una hipoteca, el que solo garantiza su pago, que es lo que le interesa al banco: la hipoteca disminuye y tu seguro de vida también.

Su cálculo es sencillo cuando el préstamo se firma a interés fijo, porque en estos casos la cuota es la misma y no sufre las fluctuaciones de índices variables, como es el Euríbor.

Pero si te pasara algo, ¿bastaría con liquidar la hipoteca? Seguro que no. ¿Podrían vivir los tuyos sin tu aportación económica? Nuestro consejo es que asegures no solo el importe de la devolución del préstamo, sino que te hagas un seguro de vida hipoteca en condiciones, que garantice el bienestar de tu familia, pero sin pagar de más.

Los seguros de vida hipoteca no son caros, siempre que no te los hagas con tu banco. Contratar un seguro de vida hipoteca directamente con una aseguradora te permite ahorrar mucho dinero, entre 400 y 1.400 € de media al año, incluso aunque el banco imponga una penalización en la hipoteca subiendo unas décimas el tipo de interés.

Déjate asesorar por un experto y compara entre todas las compañías aseguradoras, hay un seguro de vida hipoteca adecuado para tu caso. Te ayudamos con nuestro comparador y te ayudamos personalmente, y si quieres, también te ayudamos con los trámites para que cambies tu seguro y empieces a ahorrar.

 

¿Quieres ahorrar mucho dinero en tu hipoteca?

Averigua cuánto dinero te puedes ahorrar en el seguro de vida que tienes con el banco.

Cambia el seguro de vida con tu banco y ahorra mucho dinero en tu hipoteca.

Averigua el precio de tu seguro con solo 3 preguntas

No importa que el banco te penalice por cancelar el seguro de vida.

El ahorro es muy superior a la penalización

Esto también te interesará

Deja tu opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.