segurodevidahipoteca.es

7 consejos para pedir una hipoteca

¿Quieres ahorrar mucho dinero en tu hipoteca?

Averigua cuánto dinero te puedes ahorrar sacando el seguro de vida que tienes con el banco.

Pedir una hipoteca es un proceso bastante complejo. Hay que prestar atención a los costes, negociar con el banco y estudiar muchos papeles y letras pequeñas. Para evitarte dolores de cabeza, aquí tienes 7 consejos para pedir una hipoteca, con los que te será un poco más fácil pasar por este trámite y conseguir la casa de tus sueños.

Solo en abril de 2021 se han firmado en España casi 32.000 nuevas hipotecas, según el Instituto Nacional de Estadística. De media, se piden unos 140.000 euros a los bancos para poder comprar una vivienda. Es una decisión económica importantísima, pues hablamos de un contrato que durará una media de 23 años. Por eso es imprescindible comparar entre varias hipotecas, informarse bien de qué tipos hay (variables, fijas…) y tener en cuenta algunos trucos para negociar con el banco.

Si no sabes por dónde empezar, aquí te dejamos varios consejos para pedir una hipoteca que te serán muy útiles. Gracias a ellos, sabrás qué vas a encontrarte en los bancos, qué problemas o dificultades pueden aparecer y qué aspectos debes preguntar o rechazar.

1. Comprueba bien los requisitos

Cada entidad es diferente y exige condiciones distintas. Tu edad, tus ingresos o tu tipo de contrato pueden impedirte optar a algunos créditos, así que es importante revisar los requisitos antes de hacerse ilusiones. Por lo general, esta es la documentación básica que te pedirán en cualquier banco para valorar tu solicitud:

  • DNI, pasaporte o tarjeta de residencia
  • La última declaración de la renta
  • Las dos o tres últimas nóminas o la última declaración del IVA, en el caso de los autónomos
  • Copia del contrato de trabajo
  • Informe de tasación de la vivienda
  • Comprobación registral de la vivienda, un documento del Registro de la Propiedad que explica si la casa está libre de cargas y aporta todos los datos del edificio
  • Patrimonio del solicitante: otros inmuebles en propiedad, inversiones, coches…

2. No olvides los gastos asociados

La mayoría de los bancos solo conceden el 80 % del valor de tasación del inmueble, como máximo. Por lo tanto, debes disponer del dinero restante. Por ejemplo, si la vivienda se tasa en 100.000 euros, al menos necesitas tener ya 20.000 euros. Sin embargo, eso no es todo: cerrar la compraventa supone otros gastos.

Gastos de la hipoteca

La Ley 5/2019 establece que el banco pagará la notaría, los gestores y el registrador, así como el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD). Pero el cliente deberá pagar la tasación, que suele rondar los 350-400 euros, y la copia de los aranceles notariales, si la pide (unos 50 euros más).

Ten en cuenta que es ilegal que la entidad te incluya en el contrato una cláusula de imposición de gastos de formalización. No pueden obligarte a que tú te hagas cargo de todos los gastos, ya que la mayoría deberá pagarlos ella. Estas cláusulas son abusivas, tal y como denuncia la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

Gastos de la compraventa

Formalizar la compraventa del inmueble implica otros gastos que suelen alcanzar en torno al 10 % del valor de la casa. Eso supone que, para la vivienda de 100.000 euros, te supondrán otros 10.000.

  • Formalizar la escritura
  • Inscribir la transmisión de la propiedad
  • Impuestos: si es una vivienda nueva, hay que pagar el IVA y el impuesto de actos jurídicos documentados (AJD). Si es de segunda mano, se paga el impuesto de transmisiones patrimoniales (ITP).

3. La cuota mensual, por debajo del 35 % de tus ingresos

Uno de los mejores consejos para pedir una hipoteca: firma una que puedas pagar. Lo ideal es que la cuota mensual no sobrepase el 30 o 35 % de tus ingresos mensuales netos. Con esa cifra, te aseguras de que la hipoteca no se comerá la mayoría de tu presupuesto cada mes.

4. Negocia las condiciones y evita las vinculaciones

Los bancos siempre intentarán sacar el máximo beneficio. Por eso, es habitual que te ofrezcan otros productos, como una tarjeta de crédito, un seguro de vida… Pero tú tienes poder de negociación y, sobre todo, de negarte a aceptar lo que no quieras.

En primer lugar, debes saber que no pueden obligarte a contratar nada extra al préstamo, es decir, productos vinculados. Lo único que pueden hacer es «bonificarte» y bajarte el tipo de interés un poquito si los aceptas. En la mayoría de ocasiones, no te compensa. Antes de decir que sí, haz cálculos. Por ejemplo, en nuestro comparador puedes ver cuánto te ahorrarías si no cogieras la bonificación y contrataras el seguro de vida fuera del banco.

Y, en segundo y último lugar, ten en cuenta que puedes negociar las condiciones de tu hipoteca. Esto es especialmente importante en el caso de las comisiones (de apertura, por amortizar el préstamo antes de tiempo…). Estas comisiones elevan mucho el coste del préstamo, así que no las aceptes sin más.

5. Compara los seguros de vida antes de aceptar el del banco

El banco te puede exigir un seguro de vida, pero no que sea el suyo. Este es otro de los consejos para pedir una hipoteca que más te puede ayudar, porque te ahorrará miles de euros. Antes de firmar la póliza del banco, compara con empresas especializadas. Los seguros de la banca son hasta un 79 % más caros. Aunque te bajen el tipo de interés a cambio, el coste del seguro es tan alto que no compensa. Echa un vistazo a nuestro comparador y compruébalo en un minuto.

6. Pregunta todas las dudas que tengas

Nunca des nada por supuesto ni te quedes con la duda. Si firmas, ya no habrá marcha atrás. Mira todo con lupa y no te guardes ninguna pregunta. Si lo necesitas, pide ayuda a un abogado o un experto inmobiliario para que te asesore y te guíe durante el proceso.

7. Pide que quede todo por escrito

El contrato final no es válido hasta que lo firmas en el notario. Y solo aquello que se firma es lo que tendrá vigor después. Es imprescindible que todo lo que hayas negociado aparezca escrito. El notario será el encargado de asegurarse de que entiendes todo lo que vas a firmar y de que la documentación está correcta.

Esta es la conclusión que debes extraer de todos estos consejos para pedir una hipoteca: no aceptes nunca la primera opción que te dé el banco. Igualmente, no olvides que muchos de los costes de la hipoteca se pueden negociar, como las comisiones.

En cuanto a los seguros de vida, recuerda: tú eres libre de escoger el que quieras para tu hipoteca. Compara precios en nuestra plataforma y elige una opción mejor. Y, si tienes cualquier duda, contacta con nuestros expertos asesores. ¡No pagues de más sin motivo!

¿Quieres ahorrar mucho dinero en tu hipoteca?

Averigua cuánto dinero te puedes ahorrar en el seguro de vida que tienes con el banco.

Cambia el seguro de vida con tu banco y ahorra mucho dinero en tu hipoteca.

Averigua el precio de tu seguro con solo 3 preguntas

No importa que el banco te penalice por cancelar el seguro de vida.

El ahorro es muy superior a la penalización

Esto también te interesará

Deja tu opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.