segurodevidahipoteca.es

10 razones para cambiar el seguro de vida que tienes con el banco

¿Quieres ahorrar mucho dinero en tu hipoteca?

Averigua cuánto dinero te puedes ahorrar sacando el seguro de vida que tienes con el banco.

Ahorrar hasta el 50% en el seguro de vida es una razón pero te vamos a dar 9 más ¿Has pensado en cambiar tu seguro de vida? Si lo contrataste con un banco, tienes muchos motivos para hacerlo. Estas son las razones principales que han hecho a nuestros clientes cambiarse a una aseguradora.

20 millones de españoles tienen un seguro de vida para protegerse en caso de fallecimiento o invalidez, según datos de la patronal del sector, Unespa. Muchas son personas hipotecadas que se hicieron la póliza para proteger su vivienda. Y es que unos 6.500 hogares sufren cada año la pérdida o enfermedad de un familiar que les dificulta pagar su hipoteca.

Tal y como está recogido en la ley hipotecaria (Ley 5/2019), el banco puede exigirte tener contratado un seguro de vida para darte el préstamo. Sin embargo, no necesariamente tienes que escoger el que te ofrezcan ellos. Si aceptaste la póliza que te propuso el banco, te damos 10 motivos para cambiar el seguro de vida a una empresa especializada:

1. El banco no puede obligarte a contratar su seguro

La ley hipotecaria permite a las entidades obligarte a tener un seguro de vida. No obstante, tú tienes derecho a escoger con quién quieres contratarlo. Si te gusta la oferta de otra empresa, el banco no puede negarse a aceptarla.

2. Con el banco se paga el doble de lo que realmente cuesta

Nuestra experiencia y la de nuestros clientes nos ha demostrado que el banco llega a cobrar hasta el doble de lo que realmente cuestan estas pólizas.

Si quieres saber cuánto puedes ahorrar si cambias tu seguro de vida, solo tienes que comprobarlo en www.segurodevidahipoteca.es o en www.elmejorsegurodevida.com, los comparadores n.º 1 en seguros de vida. Lo único que necesitas es introducir tu edad y el capital que quieres contratar para ver las ofertas de las principales empresas de España. En unos segundos, verás cuál es el precio real de tu póliza y cuánto estás pagando de más.

3. Las rebajas en el tipo de interés no compensan las altas primas del seguro

Es frecuente que las entidades ofrezcan el seguro de vida como un producto combinado en la hipoteca. Esto significa que, si lo contratas con ellos, te rebajan el tipo de interés del préstamo. Sin embargo, es muy importante hacer números antes de aceptar una oferta así.

Pongamos un ejemplo. Una persona firmó un seguro de vida con su banco que le cuesta 500 euros al año. Si decide cambiarlo a otra empresa, tendrá una penalización que le supone pasar de 518 euros de hipoteca al mes a 525. Al comparar precios, descubre que puede tener las mismas coberturas con una aseguradora por 60 euros al año. Si se cambia, la hipoteca le cuesta 84 euros más al año (7 euros más al mes), pero la póliza le cuesta 440 euros menos. En total, cambiar el seguro de vida le ahorra 356 euros anuales.

Además, no solo debes tener en cuenta que irte a una aseguradora supone un importante ahorro anual, sino también a largo plazo. Imagina pagar 300 euros menos al año durante 20 años. Al final, hablamos de ahorrar miles de euros.

4. El banco no te ofrece buen asesoramiento sobre a quién poner como beneficiario

La elección del beneficiario es una de las decisiones más importantes. No solo se trata de una cuestión personal, sino también fiscal. Si se escoge de forma errónea, puedes tener un importante perjuicio fiscal.

Si contrataste el seguro con el banco, es probable que la entidad sea la beneficiaria. Así, en caso de fallecimiento, se aseguran el pago de la deuda. Debes saber que también es posible dejar la indemnización a cualquier otra persona: nosotros mismos (si incluimos la invalidez), nuestra pareja o expareja, los hijos, los padres… Hay que saber que no se pagan los mismos impuestos si el beneficiario es pariente cercano (cónyuge, hijo, padre…) que si es una persona sin relación con el asegurado (novio, amigo…).

5. Las entidades no asesoran correctamente sobre el impuesto de sucesiones

Al igual que un banco no te ofrece asesoramiento para escoger correctamente el beneficiario, tampoco lo hará en materia fiscal. El impuesto de sucesiones genera mucha incertidumbre porque es diferente en cada comunidad autónoma. Por ejemplo, en Madrid los familiares de hasta grado II tienen un descuento del 99 % en este impuesto.

6. El seguro de vida protege el patrimonio de una persona: debe estar bien hecho

A diferencia de otras pólizas, los seguros de vida trabajan con algo tan importante como la salud y el patrimonio de un hogar. Por eso, no debes correr el riesgo de que sea un producto mal hecho: debe protegerte sin fisuras en caso de fallecimiento o de invalidez.

7. Los bancos no son especialistas: sus empleados saben de préstamos, no de seguros

Cuando sufrimos una avería en el coche, acudimos al mecánico. Si nos ponemos enfermos, vamos a ver al médico. Con los seguros ocurre lo mismo: hay que acudir a los profesionales cualificados.

8. Es posible que el capital asegurado no cubra la amortización total de la hipoteca

El capital asegurado es la cantidad que, en caso de fallecimiento, se dará a los beneficiarios. Es muy importante calcular bien esa cifra para que, llegado el momento, la hipoteca quede totalmente saldada.

Si la póliza está mal hecha, es posible que el capital no sea suficiente para pagar toda la hipoteca. En ese caso, si el asegurado fallece, la familia aún tendría que seguir pagando parte de la deuda. Esto se debe a que, aunque el banco nos haya prestado 100.000 euros para comprar la casa, la deuda es mayor a causa de los intereses del préstamo.

Por este motivo, es importante un asesoramiento profesional para calcular correctamente cuánto capital queda pendiente por pagarle al banco.

9. Cuidado con las exclusiones

Algunas pólizas de vida excluyen ciertas actividades de sus coberturas. Si practicas algún deporte de riesgo o tienes una profesión peligrosa, quizá tu seguro no te cubra. Si es así, estás pagando para nada y te interesa cambiar de seguro de vida. Debes encontrar una póliza que cubra exactamente todo lo relacionado contigo, como tus aficiones y tu profesión.

10. Cambiar tu seguro de vida gracias a un especialista

El último motivo por el que debes cambiar tu seguro de vida: puedes encontrar algo mejor. La ayuda de un asesor te proporcionará el producto ideal para ti, uno que de verdad proteja a los que más quieres. Además, con el asesoramiento correcto, podrás encontrar una compañía que mejore tus condiciones actuales. Un producto más completo, adaptado a tus necesidades y más barato gracias a la ayuda de los expertos.

 

¿Quieres ahorrar mucho dinero en tu hipoteca?

Averigua cuánto dinero te puedes ahorrar en el seguro de vida que tienes con el banco.

Cambia el seguro de vida con tu banco y ahorra mucho dinero en tu hipoteca.

Averigua el precio de tu seguro con solo 3 preguntas

No importa que el banco te penalice por cancelar el seguro de vida.

El ahorro es muy superior a la penalización

Esto también te interesará

Deja tu opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.